servicios
vertedero 001
vertedero 002

Este jueves 15 se entregaron los primeros carnés de control sanitario para el ingreso de clasificadores al vertedero municipal. El fin es seguir trabajando para salvaguardar los derechos de la ciudadanía más vulnerable, en particular de los menores de edad, además de elevar la seguridad en el predio y alrededores.

Abordaje interinstitucional

En este sentido, la directora de Desarrollo Humano y Social, Perla Campbell, informó que “todo esto se enmarca en el trabajo que nos hemos planteado para mejorar la calidad del trabajo en el vertedero”. Agregó que la Intendencia busca “cortar de raíz” el ingreso de menores al predio y consolidar un trabajo interinstitucional para garantizar los derechos de la ciudadanía, tanto desde lo sanitario como en cuestiones de educación y acceso a los programas que ofrece el Estado.

En coordinación con otras instituciones como el Ministerio del Interior, el INAU, la Dirección Departamental de Salud y el Ministerio de Desarrollo Social, la Intendencia encabeza desde hace varios meses un abordaje integral de la situación de muchas familias cuyos integrantes ingresan regularmente al vertedero con el cometido de clasificar residuos.

La Intendencia trabaja para proteger y garantizar los derechos de niños y niñas en situación de vulnerabilidad, mejorar los niveles de seguridad dentro y en los alrededores del predio y facilitar la intervención de otras instituciones encargadas de atender a sectores desfavorecidos, desde lo social, sanitario y educativo.

Relevamiento de información

El proceso –indicó Campbell- comenzó con un amplio relevamiento en la zona del vertedero, en coordinación con las demás instituciones. Luego de identificar los diferentes núcleos familiares, su composición y características, se estableció qué personas ingresaban regularmente al vertedero para clasificar residuos. Se estableció que los radicados en la zona constituyen un porcentaje minoritario, ya que “la mayoría de la gente se traslada desde Paysandú al vertedero a reciclar”.

Reglamento y carné sanitario

Con el cometido de efectuar un eficiente control de las personas que ingresan al predio, la Intendencia implementó un reglamento que fue debidamente discutido con los recicladores y confeccionó carnés de control sanitario autorizados por la Dirección Departamental de Salud, con validez por tres meses.

“Hoy entregamos los primeros 11 carnés, que contienen el nombre, la fecha de nacimiento y el número de cédula”, informó.

El reglamento establece que, para el ingreso al predio, es condición imprescindible presentar el carné en portería.

“Vamos a seguir trabajando con estos ciudadanos. Porque apostamos en un futuro, a comienzos del año que viene, lograr que todas estas personas puedan obtener el carné de salud. Queremos hacer bien las cosas y que ellos puedan desarrollar su trabajo en forma segura”, subrayó.

Trabajo con la familia y apuesta al diálogo

La semana próxima continuará la entrega de carnés y seguirá adelante el trabajo con las familias y el relevamiento de información para establecer qué personas realmente viven de la clasificación.

“En todo esto hay mucho diálogo con ellos. Tratamos de explicarles por qué para nosotros es una gran preocupación el ingreso de menores. Nosotros en este momento vamos a cortar de raíz el ingreso de los menores”, subrayó.

Este proceso también incluye intervenciones vinculadas a sanidad animal. Campbell informó que se realizaron jornadas de castración de perros e identificación de caballos, así como atención de animales con patologías como sarna y bicheras que “estaban en contacto con las personas”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn