servicios

imagen junta 001La cifra, que implica la compra de maquinaria, incorporación de infraestructura y mejoras en las condiciones de trabajo, fue aportada a la Junta Departamental por el Director de Servicios. Marco García contrastó los logros alcanzados en ese lapso con la situación verificada en el quinquenio anterior cuando un informe de un organismo nacional calificó al Vertedero “como basurero a cielo abierto”.

La situación inicial: “basurero a cielo abierto”

El Director General de Servicios Marco García compareció ante el legislativo delegado por el Intendente Caraballo para informar sobre la situación del espacio denominado Vertedero. El funcionario compareció acompañado por el sub director de esa área Eduardo Américo y el asesor letrado de la Intendencia Federico Álvarez Petraglia.  

En ese marco García informó que “en menos de los 14 meses que llevamos de gestión,  vamos invirtiendo en números redondos 18.400.000 pesos”.   A partir de esta cifra y con anuncios concretos respecto a las líneas de acción definidas “para el cortísimo plazo, el mediano plazo y sobre la necesidad de discutir sobre el futuro del espacio del relleno sanitario”, García abundó en detalles respecto a la conducción que se realiza de aquel lugar.

El funcionario marcó la situación en la que la Administración de Caraballo recibió ese espacio público, contrastando el panorama verificado durante el quinquenio anterior con la realidad que se comenzó a gestar desde mediados del año pasado. García citó un informe elaborado por un organismo nacional en 2012 que reveló las condiciones deficitarias en las que en ese momento operaba el servicio, “tirando la basura, funcionando como basurero a cielo abierto y con episodios de incendios intencionales para intentar disminuir el volumen de la basura”.

La solución estructural

A partir de ese panorama, la Intendencia ha comenzado a trabajar tomando el asunto como prioritario, “generando ámbitos interinstitucionales, vinculando diversas áreas de la Intendencia en torno al tema y escuchando a los funcionarios porque nadie como ellos para opinar del asunto”, graficó García. En este sentido, indicó que semanalmente se genera un espacio de intercambio en el que se dialoga con los trabajadores.

Contextualizó que el Ejecutivo Departamental, “tiene como principio atacar problemas estructurales con soluciones integrales, estructurales”. En esa línea explicó que el asunto no sólo ha implicado trabajar en el espacio relleno sanitario en sí mismo sino también “abordar el manejo de los residuos”.

Apuntó que se han dispuesto cambios en los circuitos de recolección, “en algunos casos achicando o agrandando recorridos, buscando optimizar los recursos”. Agregó que se ha hecho una inversión importante a través de la compra de  200 contenedores y que “en breve se incorporarán otros 60”.

Otras de las innovaciones en el plano del trabajo de recolección, resultado “de la suma de la inversión y del trabajo de nuestros funcionarios” según dijo el Director, es la recuperación de la totalidad de la flota de camiones dispuesta a ese fin. “Esa fue una de las primeras medidas, habíamos recibido una estructura muy deteriorada y falta de mantenimiento”.

García también apuntó que se han incorporado líneas de recolección los sábados y domingos, procurando “mejorar el servicio” y generar posibilidades de un mejor desempeño del Vertedero.

Más de 18 millones de pesos de inversión

El Director de Servicios detalló la composición del total de la cifra destinada a mejorar las condiciones de trabajo de aquel espacio. Informó: “se ha construido un puesto de clasificación que está operativo, se ha desarrollado el tendido eléctrico, se incorporaron luminarias. También estamos mejorando el cerco perimetral”.
Agregó que se logró construir una portería “que antes no había, no había control de ningún tipo. No se sabía quién entraba ni con qué”. En esas áreas se han invertido 11.900.000 pesos.

Indicó que otros 45.000 pesos se dedicaron a mejorar el edificio que utilizan los funcionarios, “haciendo cosas simples pero necesarias”. En ese marco se hicieron trabajos de pintura, se incorporó servicio de agua caliente y se mejoraron los baños además de la adquisición de ropas y elementos de seguridad para los trabajadores “que no tenían nada de eso”.

Atendiendo  a la necesidad de acondicionar el espacio para la deposición de residuos, en algunas ocasiones “hemos contratado maquinaria con una inversión de 3.400.000 pesos”. Si bien García reconoció que se cuenta para ese fin con el apoyo de la Dirección de Vialidad, dado que esa repartición realiza “una fuerte intervención para recuperar las calles de la ciudad, ahora no puede atender toda la demanda que generamos”.

Otras de las acciones emprendidas consistió en “mandar a arreglar dos buldócer que carecían totalmente de mantenimiento”, con una inversión de 553.000 pesos. Ahora se aguarda la llegada de una retroexcavadora que hace poco tiempo la Intendencia compró “y que estará en Paysandú en breve” por valor de 2.500.000 pesos. Al mismo tiempo se inició una licitación para la compra de un buldócer que se destinará al trabajo en el relleno sanitario.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados