servicios

Las instituciones que integran el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED) evaluaron los resultados de la última jornada de descacharrización que fue el viernes 8. Se ha definido hacerlas quincenalmente. La próxima será el viernes 22 de junio entre avenida Salto, 19 de Abril, Bolívar y el río.

El incremento de las intervenciones se definió después de conocido el resultado del diagnóstico de Levantamiento de Índices Rápidos de Aedes Aegypti (LIRa) elaborado por el CECEOD a través de la Dirección Departamental de Salud.

La ciudad se dividió en 19 pequeñas zonas que dieron resultados disímiles. “La presencia de larvas en algunos sectores de la población es muy elevada, hallándose tarrinas, que siguen siendo un problema en aquellas zonas con acceso al agua potable”, indicó la sub directora de Servicios, Olga Rodríguez.

Trabajo planificado

El protocolo de acción definido es realizar jornadas de levantamiento de objetos en desuso en las 19 zonas establecidas en forma quincenal, fijándose la próxima el viernes 22 de junio en la zona comprendida entre avenida Salto, 19 de Abril, Simón Bolívar y el río Uruguay.

Los funcionarios no ingresan a las viviendas y solamente retiran los elementos depositados en las veredas.

La última limpieza fue en la zona sureste de la ciudad, delimitada por avenida Soriano, Límite Este, Park Way y José Pedro Varela. Rodríguez considera que “si bien esperábamos más, la respuesta de los vecinos de la zona intervenida es aceptable”.

Aunque se completaron dos camiones, se esperaba mayor volumen. La conclusión es que “mucha gente todavía no se decide a desprenderse de las tarrinas”, dijo Rodríguez.

Medidas de impacto

El descacharrizado es el “puntapié inicial” para una intervención integral. “No es una actividad descolgada ni particularmente enfocada a las viviendas y al combate al aedes, sino que es un trabajo para todo el hábitat y el entorno de la comunidad”, afirmó Olga Rodríguez.

La planificación es coordinada con la Dirección de Higiene, Espacios Públicos Integradores y Limpieza y Talleres. “Es importante en la gestión previa, identificar dónde es necesario reforzar la poda de árboles, hacer limpieza de fuste y en espacios públicos, levantar pequeños basurales que puedan existir o hacer el cambio de volquetas si es necesario”, indicó.

Luego de la limpieza se realizan fumigaciones, “no para combatir el aedes pero sí para dar un cierre a una medida de impacto en cada cuadrante de la ciudad donde se vaya interviniendo. De la misma manera con jornadas de desratización que contribuyen a mejorar el entorno y hacer una vida más disfrutable”, finalizó expresando la funcionaria.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados