servicios

imagen 002La Dirección de Higiene analiza la calidad de aguas de playas y arroyos utilizadas para baños recreativos en la temporada estival. Las muestras, que se tomarán durante toda la temporada, se procesan en el laboratorio de la Intendencia. Selva Cora, directora de la dependencia, destacó la tarea que busca aportar garantía a los bañistas.

Laboratorios de la Intendencia

Para garantizar el normal desarrollo de la temporada de verano, minimizando riesgos a para la salud de sanduceros y turistas, la Intendencia está abocada a los análisis de aguas. La tarea es realizada por funcionarios de la Dirección de Higiene del Departamento General de Servicios, quienes comenzaron el muestreo semanal en  playas del río Uruguay y arroyos balnearios cercanos a la ciudad de Paysandú.

La Directora de Higiene, Selva Cora, señaló que las tareas consisten en muestreos de rutina, controlando algunos parámetros que en la misma orilla del río o arroyo ya pueden determinarse. Las muestras extraídas luego son analizadas en el laboratorio de la IdP, con el objetivo de verificar que el agua sea apta para uso recreativo. Los trabajos comenzaron en los primeros días de octubre y finalizarán una vez culminada la estación veraniega.

El mecanismo de los controles

“Para realizar el muestreo se determinan los lugares a intervenir. Estamos trabajando en playas Park y Santa María, zonas A y B del balneario municipal y en Paso Guerrero y San Francisco como arroyos de alternativa balnearia”, manifestó.

Existen dos grupos de parámetros a considerar en los análisis que se llevan a cabo. Un grupo corresponde a los físico-químicos, donde pueden observarse el PH, la temperatura y otros componentes. Otro grupo es el de parámetros microbiológicos donde el análisis determinará la calidad del agua referente a los microorganismos que la misma contiene, por ejemplo el nivel de coliformes fecales.   

Las muestras se realizan semanalmente y al acercarse el verano se harán dos veces por semana. Hay factores que inciden en la variación de los parámetros: en caso de lluvias  , cuando se recomienda no tomar baños en esos lugares en las siguientes 24 horas, los eventos de creciente o sequía, así como los diferentes vertidos industriales, agrícolas, del colector. “Todo afecta la calidad del agua”, dijo la Directora.

Cada muestra es analizada. Luego se incuba por 24 o 48 horas según el monitoreo de placas que se realiza. Posteriormente se lee el resultado y se espera para el  muestreo de la semana siguiente.

Cada muestra pierde efectividad pasadas las 24 horas de su extracción del río o arroyo y por ese motivo el análisis debe hacerse el mismo día de la intervención. Los datos generados, desde ahora hasta la inauguración oficial de playas, serán estudiados y analizados para dar garantías a los bañistas, y frente a cualquier desvío en los parámetros esperados se tomarán recaudos en beneficio de priorizar la salud de los usuarios.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3