obras

imagen 002Atendiendo una antigua demanda, la Intendencia implementará un convenio con los agrimensores de Paysandú y la Coordinadora de los barrios IC para fraccionar los predios lo que permitirá que los vecinos accedan a los títulos de sus viviendas. De los 20 barrios construidos bajo este sistema, 14 aún no tienen fraccionamientos. En ellos residen 480 familias. El secretario general de la Intendencia, Marcelo Romero, destacó la concreción del acuerdo que se formalizará este sábado 2 en el IC 20.

“La Intendencia reconoce la lucha que desde hace muchos años desarrollan los vecinos que viven en los barrios IC y asumiendo la responsabilidad que le compete, y con lo que no se cumplió en el pasado, generamos este acuerdo para atender una demanda histórica”, dijo el secretario general de la Intendencia, Marcelo Romero, al anunciar que este sábado 2 de setiembre se firmará un convenio con los agrimensores y la Coordinadora de los barrios para fraccionar los terrenos de los complejos IC.

Romero relató que la Intendencia ha mantenido periódicas reuniones con la organización de los barrios, ámbitos en los que se retomó el planteo. Los vecinos necesitan tener el fraccionamiento del predio donde se asientan sus casas, que son terrenos propiedad de la Intendencia, “para después escriturar y acceder a los títulos de propiedad en los casos que correspondan o seguir con los trámites ante la Agencia Nacional de Vivienda”.

El secretario general reconoció que “hay situaciones que datan de la década del 80” y lamentó que en el pasado no se haya encontrado una solución al problema, “aun cuando es responsabilidad de la Intendencia”.

En el departamento hay 20 barrios de los cuales 14 aun no tienen fraccionamiento del terreno en el que se construyeron.

Informó que este sábado 2 de setiembre, a las 16:00 horas, en la placita del IC 20 ubicado en Canelones y Felippone, se firmará un convenio que permitirá realizar los fraccionamientos de todos esos complejos e ingresarlos a Catastro. “El formato que vamos a aplicar nos permitirá llegar al final del período cumpliendo con una responsabilidad exclusiva de la Intendencia y que a través de los años no se había atendido”.

El mecanismo que se instrumentará implica que los agrimensores brinden su trabajo según tarifas más bajas que las habituales, que los vecinos representados por la Coordinadora aportan una Unidad Reajustable por barrio para pagar los timbres que los trámites requieren y la Intendencia asume el pago de los aranceles de los profesionales.

Romero destacó la decisión de la Administración del Intendente Caraballo de atender “esta histórica demanda que soluciona un problema con el que han convivido durante años 480 familias sanduceras”.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados