obras

claudia moroy

Cumpliendo con el plan de trabajo establecido por la Administración, la Intendencia, a través de la Inspectoría Territorial del Departamento de Obras, realiza permanentes controles para evitar la instalación de asentamientos en zonas inundables, sin dejar de recorrer otras áreas de la ciudad que corresponde sean inspeccionadas. En la mayoría de las más de 50 intervenciones realizadas, las situaciones se resolvieron mediante el diálogo.

Acciones de control y prevención

La encargada de Inspectoría Territorial, Claudia Moroy, señaló que “se está trabajando fuertemente, con mucha presencia del cuerpo inspectivo en el territorio, con la idea inicial que tenemos que adelantarnos a los eventos. Esto significa prevenir y evitar la judicialización, actuando lo antes posible nos parece que los resultados son los mejores”.

En tal sentido se desarrolla un control constante a través de las recorridas de los inspectores, fundamentalmente con énfasis en las consideradas zonas inundables de la ciudad, pero sin dejar de inspeccionar otras áreas que también merecen los controles mencionados.

Aparecen nuevas construcciones en zonas inundables

En la zona costera “es bastante habitual encontrar construcciones nuevas”, reconoció Moroy. No obstante, señaló que “siempre apelando al diálogo, intervenimos buscando soluciones para esas familias que están en esas situaciones por realidades concretas”.

Informó que en el abordaje de estos casos participa un equipo multidisciplinario al que se incorpora el trabajo de una asistente social “que acompaña la tarea inspectiva en forma directa, para profundizar los caminos en busca de soluciones”, manifestó Moroy.

Es en barrio La Chapita donde más espacios liberados se presentan en la actualidad.

Indicó que se trabaja en acuerdo con el Ministerio de Vivienda y la Unidad de Vivienda de la Intendencia para que una vez las familias se muden a sus nuevas casas, inmediatamente “se entreguen las intimaciones para que desarmen la construcción”.

Liberados los lugares, se desarrollan acciones de limpieza y luego se señala el espacio recuperado con la correspondiente cartelería.

Los resultados del diálogo

Al evaluar sus intervenciones, la Inspectoría Territorial visualiza que la aplicación del protocolo vigente, en la inmensa mayoría de los casos, logra el objetivo de desactivar las nuevas ocupaciones que pudieran hallarse, manteniendo el trabajo en el plano del diálogo.

“Luego de la intimación correspondiente se logra la reubicación de las familias afectadas en la casa de algún familiar o en otros sitios en los que sí pueden instalarse”, dijo la funcionaria.

La permanente acción en el territorio constituye la posibilidad de afianzar “un proceso que está avanzando” y en cuya concreción “se trabaja diariamente en las zonas”, lo que favorece que los inspectores sean conocidos y se sepa cual es su función.

Moroy contó que también se encontraron situaciones de personas “que venden el espacio con la construcción, aún cuando estuviéramos en pleno proceso de realojo y de alguna manera la otra persona compra, engañada, sin considerar que allí no puede habitar”. Enteradas del panorama, los vecinos “entienden las razones y también ayuda a encontrar salidas aunque en algunos casos hay más resistencias”.

Más de 50 intervenciones

Del total de casos intervenidos, que suman más de 50 desde mayo de 2016 cuando el Intendente Caraballo dispuso la creación de la Inspectoría, un 63 por ciento del total finalizó a través de acuerdos. Hay solamente 3 situaciones que se dilucidarán a través de la vía judicial.

“Estamos satisfechos en el sentido de lograr el objetivo de desocupar esos espacios sin llegar a la última etapa que es la vía judicial. Sin dudas que las inspectorías que estamos cumpliendo ayudan a considerar en el colectivo que existe una razón de fondo, que en esas zonas inundables no es posible habitar”, reflexionó.

Finalmente Claudia Moroy destacó la necesidad de que la población reciba información sobre estos asuntos para entender el proceso y ante la eventualidad de que haya quienes deseen vender predios o construcciones en zonas prohibidas.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados