7000.Imagen fija127En el lanzamiento de las actividades de “Mayo Amarillo”, el Intendente Guillermo Caraballo ratificó las políticas del gobierno departamental orientadas a mejorar los indicadores del tránsito en todo el departamento, con estrategias fundamentadas en un amplio diálogo social y acciones concretas como la generación de calles preferenciales.


Diálogo social

Este mes de actividades de prevención e información –afirmó el Intendente- “se inscribe en la política general de diálogo social por el tránsito” y por tanto se aborda “con firmeza”.

Las primeras acciones de este programa de mejoramiento integral del tránsito –agregó- apuntaron principalmente a generar cambios de conducta entre los conductores, pero inmediatamente se diversificaron en otras propuestas estructuradas para mejorar la actitud.
Consideró que, atento a las cifras en cuanto a fallecimiento de motociclistas en el Uruguay, en un departamento en el que circulan 50.000 motos, la Intendencia genera acciones para contribuir “a concientizar a la gente en esa actitud”.

En este sentido, destacó la decisión de promover el uso de chaleco reflectivo entre los motociclistas, sin apelar a la multa, lo que generó una rápida respuesta de la población que refleja “una comprensión de que la medida termina sirviéndole a la persona”.

Decisiones en beneficios de toda la población

Caraballo aseguró que su gobierno seguirá trabajando en este tema y lamentó la práctica de cuestionar la instrumentación de normas cuya aplicación se concreta  “para beneficio de toda la población”.

“Uno, en estos casos, escucha menos voces en contra”, expresó el Intendente refiriéndose a la exhortación al uso del chaleco reflectivo y consideró que este escaso nivel de crítica obedece a que “la medida termina sirviendo”.

En relación al funcionamiento de las calles preferenciales, recordó que registraron un incremento del 20 por ciento en el volumen de circulación, lo que demuestra que la población las está usando para el cometido que fundamentó su instrumentación, es decir para atravesar la ciudad de forma más ágil y segura.

Respecto a versiones que señalan un incremento en la siniestralidad en estas calles, recordó que la Intendencia ha desarrollado (y continuará haciéndolo) una intensa campaña de información para minimizar el impacto de los cambios, en tanto consideró que, con un tránsito 20 por ciento mayor, estadísticamente se incrementan las chances de producirse siniestros.

Por tanto, aseguró que la actividad planificada en el Liceo Nº 7, ubicado sobre una de las preferenciales, donde se abundará en información relativa al funcionamiento y uso de estas arterias, constituye una señal del compromiso de la Intendencia con la campaña de información y “contribuye a ese objetivo general”.

“Paysandú, en términos generales, objetivamente, ha ido reduciendo el índice de siniestralidad. Creo que ese es el dato más relevante y todo lo que hagamos tiene que tener ese norte. En ese camino estamos”, subrayó el Intendente.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn