liceo francisco 001

En cumplimiento de un compromiso asumido por el Intendente Guillermo Caraballo, funcionarios de la Dirección de Tránsito brindaron charlas informativas a alumnos del Liceo Francisco, reforzaron la señalización en la zona y este 25 de abril supervisaron una intervención frente al centro de estudios, cuyos alumnos informaron a los conductores y filmaron un video que ilustra las consecuencias de viajar sin cinturón de seguridad.

Compromiso con los vecinos

En el marco de reuniones que encabeza habitualmente tanto con vecinos del interior como de la capital departamental, Guillermo Caraballo dialogó recientemente con habitantes del barrio Las Brisas, ubicado en la zona noreste de la ciudad.

Allí, entre otros planteos, recibió una inquietud referida a las características del tránsito vehicular en la zona del Liceo Francisco, dado que muchos conductores circulan por la zona a velocidades elevadas, poniendo en riesgo a los alumnos de la institución.

En respuesta a la solicitud, la Dirección de Tránsito, a través del área de Movilidad Urbana, brindó una serie de charlas de seguridad vial a los alumnos de la institución, fundamentadas en la normativa vigente de tránsito y en estrategias para evitar siniestros.

Asimismo, este mediodía se brindó apoyo a una actividad organizada por el cuerpo docente, que consistió en la instalación de un puesto de control sobre Avenida Doctor Roldán, donde los alumnos, supervisados por los inspectores, brindaron información a los conductores acerca de los límites de velocidad en la zona y al uso de elementos de seguridad como casco y cinturón, exhortándolos a cuidar a los jóvenes que diariamente se trasladan desde y hacia el liceo.

Otra experiencia que se llevó a cabo este mediodía tuvo especial participación de docentes de física, ya que, en base a las leyes de inercia, se realizó un video simulacro para ilustrar las nefastas consecuencias de viajar sin cinturón de seguridad, exponiéndose a salir despedido del vehículo.

Más señalización y charlas informativas

Jorge Scarpini, de Movilidad Urbana, supervisó el operativo de esta mañana e informó que, a partir de la inquietud planteada por el Liceo Francisco, desde el área de Ingeniería Urbana se intervino la zona, sustituyéndose cartelería y estableciéndose nuevos parámetros de velocidad máxima permitida, que frente a la institución se fijó en 20 kilómetros por hora.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn