imagen 006El secretario general de la Intendencia, Mario Díaz, ratificó la convocatoria a los contribuyentes a refinanciar adeudos con “ventajosas condiciones”. El plan especial vencerá el próximo 29 de setiembre y prevé importantes beneficios, así como mecanismos para evitar nuevos endeudamientos.

Amplio plan de refinanciación

El plan de refinanciación implementado el pasado mes de julio por la Intendencia, contempla deudas generadas –hasta el 31 de diciembre de 2016- por Contribución Urbana y Rural, así como por concepto de multas de tránsito, semovientes y tributos menores; estableciendo una serie de facilidades de regularización así como herramientas para evitar la generación de nuevo endeudamiento.

Mario Díaz indicó que la receptividad de los contribuyentes “ha sido buena” en cuanto al plan en general y ha tenido mayor impacto en la generación de convenios de refinanciación por deudas vinculadas a multas de tránsito, ya que estos atrasos se traducen en limitaciones a ciertos trámites como obtención de permisos de conducir.

Confirmó que el próximo viernes 29 de setiembre vencerá el plazo para beneficiarse del plan y exhortó nuevamente a los contribuyentes “que mantengan algún tipo de deudas” vinculadas a estos tributos, a “acercarse a la Intendencia” y suscribir los correspondientes convenios.

Si bien el plazo vence este viernes, igualmente podrán generar convenios todos aquellos contribuyentes que fueran agendados antes de cumplido este plazo.

“Ventajosas condiciones”

Mario Díaz destacó “las ventajosas condiciones” que establece el plan, ya que además de importantes quitas al monto total de la deuda en cuanto a multas y recargos, también establece un régimen de pago en cuotas del saldo.

En el caso de las multas de tránsito, prevé una entrega del 30 por ciento de lo adeudado y el pago del saldo financiado hasta en diez cuotas, habilitándose inmediatamente la realización de trámites como obtención de libreta de conducir.

Respecto a los demás tributos incluidos en el plan –agregó- es posible realizar una entrega inicial equivalente al 25 por ciento del total de la deuda y luego amortizar el saldo en hasta 36 cuotas, lo que resulta muy conveniente.

Regularizar y evitar nuevo endeudamiento

El cometido primordial de esta herramienta de refinanciamiento –indicó Díaz- es posibilitar la regularización de las deudas que mantienen con la Intendencia “aquellas personas que, por diversas circunstancias, no estuvieron en condiciones de poder seguir pagando sus tributos ante la Intendencia”.

Asimismo, recordó que la Intendencia también ha cursado intimaciones e iniciado acciones legales a aquellos “deudores contumaces, que no han mostrado ninguna voluntad de pago”.

“Obviamente no es a lo que queremos llegar. Por esa razón hemos generado este tipo de herramientas, como lo son las refinanciaciones, para generar la posibilidad de que, de una forma relativamente accesible, el contribuyente pueda ponerse al día y no tener que llegar a situaciones tan extremas como la intimación judicial y en última instancia la ejecución”, agregó.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados