banner PP 01banner PP 02banner PP 03banner PP 04

deudores contumaces 001

La Intendencia actúa con “decisión y firmeza” para lograr “justicia tributaria”, accionando para que los grandes contribuyentes cumplan con sus obligaciones. Este lunes 13 de marzo, el secretario general, Mario Díaz, el asesor letrado, Federico Álvarez Petraglia, y la directora de Administración, Patricia Tabárez, informaron que se trabó embargo a una persona que debe 21 millones de pesos de contribución y que esta semana serán demandados otros 12 deudores.

“Decisión y firmeza” para lograr “justicia tributaria”

Cumpliendo con lo comprometido en la campaña electoral y reafirmado al asumir la gestión, la Administración de Caraballo trabaja “con decisión y firmeza” en el tema de los deudores contumaces que teniendo la posibilidad de pagar sus obligaciones no han cumplido.

Caraballo señaló en aquel momento que “los avivados no construyen comunidad”, indicando que la Intendencia comenzaría un proceso para regularizar la situación buscando justicia tributaria.

“Si paga el chico, más tiene que pagar el grande” indicó Caraballo señalando que la resolución no estaba dirigida “a los deudores pequeños, ni a los medianos. Sí involucra a los muy grandes deudores, los contumaces, que teniendo posibilidad de pago no lo han hecho”.

Acciones contra deudores con capacidad contributiva

El secretario general de la Intendencia informó que “la Administración envió a la Junta Departamental un proyecto de refinanciación para los contribuyentes atrasados, deudores de contribución inmobiliaria, tributos menores y multas de patentes”. Ese texto está a estudio del Legislativo, aguardándose un tratamiento “rápido” para que en las próximas semanas pueda quedar operativo.

Mientras tanto, en línea “con el anuncio que el propio Intendente había hecho el mismo día de su asunción”, Mario Díaz anunció que se comenzaron acciones judiciales “contra grandes deudores con capacidad contributiva, que no han cumplido, que lamentablemente no se han comprometido con sus obligaciones”.

El jerarca enfatizó en que la Intendencia irá “hasta las últimas consecuencias con aquellos muy grandes deudores que pudiendo pagar sus tributos e impuestos no lo han hecho”. En ese sentido, se presentó un recurso al Poder Judicial para trabar un embargo.

El primer caso corresponde a un deudor contumaz de contribución rural.

Díaz descartó acciones contra personas en situación de vulnerabilidad

El secretario general descartó que estas acciones se dirijan a contribuyentes menores, personas que están en situación económica que no les ha permitido cumplir con sus obligaciones. Agregó que se han dado casos de vecinos “que se han presentado para explicar su estado de vulnerabilidad social y esos deudores están siendo tratados de una forma totalmente distinta”. Díaz aseguró que la Intendencia “no va a ir contra ellos, ni habrá embargos ni ejecuciones sobre ellos”.

La próxima semana se hará un llamado a un conjunto importante de deudores a los efectos de ponerlos al tanto de su situación, los niveles de deuda y morosidad que tienen para a su vez, intimarlos a regularizar la situación y que dispongan de las herramientas que la administración ofrece para realizar ese cumplimiento.
 
Explicó que los casos que fueron elevados a la órbita judicial tuvieron su inicio en el ámbito administrativo, que las personas involucradas fueron notificadas por la Intendencia, recibieron el cedulón correspondiente con los detalles de su situación y al no haberse presentado, el paso siguiente es llegar a la ejecución que corresponda.

Embargo a deudor de 21 millones de pesos

El asesor letrado, Federico Álvarez Petraglia dijo que “este primer embargo se realiza a un contribuyente que tiene una deuda de contribución inmobiliaria rural que asciende a 21 millones de pesos y tiene un patrimonio importante razón por la cual se llega a esta determinación”.

El abogado agregó que desde el año 1995 esta persona no ha cumplido con sus obligaciones frente a la comuna.

Álvarez Petraglia destacó el valor que tendrá la aprobación por parte de la Junta Departamental de la iniciativa promovida por la Intendencia en cuyo texto se señala que todo aquel al que se le inicie acción judicial como intimaciones administrativas quedarán fuera del plan de refinanciación.

En este sentido calificó como “muy importante” que quienes tengan deudas de contribución o cualquier impuesto se acerque a la Intendencia antes de que se inicie el proceso administrativo que desemboca, en caso de que no haya respuesta, en el ámbito judicial.

Esta semana se demandará a otros 12 deudores

El asesor, que informó que “esta semana se demandará a una docena de personas, deudores contumaces de contribución inmobiliaria tanto urbana como rural”, dijo que la Intendencia “está en condiciones de atacar cualquier otro bien del deudor, más allá del embargado si es que la deuda no se satisface con ese monto”.

El monto global de estos 12 grandes deudores ronda los 100 millones de pesos.

En una primera instancia se actuará sobre quienes mantienen las deudas mayores pero es importante señalar a la población que se abre una oportunidad de un plan de refinanciación que será conveniente considerar antes de recibir la intimación.

Se registra alta morosidad en contribución inmobiliaria

Patricia Tabárez dijo que aquellos contribuyentes que tenían un convenio y por diferentes razones no lo cumplieron, el acuerdo cayó ante el no pago de la tercera cuota. En ese caso, “la deuda surge como original y pueden convenir en este nuevo régimen” que espera la aprobación de la Junta.
 
La deuda de contribución se formula por el tributo en sí mismo más la mora por no pagar en fecha y el recargo que surge del tiempo transcurrido desde el origen hasta que la persona va a pagar. La tasa de recargo ha venido cambiando y depende del IPC más un 6 por ciento.

“La morosidad en el pago de contribución inmobiliaria es muy elevada y es uno de los temas que queremos revertir. En patentes ha ido mejorando pero también hay que intentar bajar más la morosidad. Las contribuciones urbana y rural son las que presentan las situaciones más graves y eso afecta la propia administración de la Intendencia y la ejecución de obras”, culminó expresando Mario Díaz.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados